La llama que llevo dentro nunca se apaga, está implícita en mí, es algo que veo reflejado en otras mujeres. A través de vosotras me reconozco, me inspiro, elevo mi conciencia…
 
Esto mismo me pasó con Begoña Baeza cuando la vi por primera vez entrar por la puerta de mi local, recuerdo hasta como iba vestida, ¡por algo será! ¡Ja ja! Pensé que era una mujer de armas tomar, mujer de carácter y exigencia…
Hoy me paso por aquí para hablaros de ella y de la maravillosa ponencia que dio para la comunidad Espiritual Woman.
 
Begoña es un pibón de 1’60, rubia de tez morena, y nariz prominente ¡me encantan mucho las mujeres con las narices resaltonas, no porque sean grandes, sino porque SOBRESALEN porque son de SOBRESALIENTE por alguna diferencia, como mi queridísima Maria Valverde, otro pibón, o como Lady Gaga que rompe moldes. Para mí, Begoña tiene una mezcla de las dos.
 
Begoña desprende garra, fuerza y glamour. Su forma de vestir acompaña a su manera de trabajar, pues tiene un proyecto increíble e IMPRESCINDIBLE sobre todo para los tiempos que corren.

Tan solo tiene 28 primaveras, pero tiene una trayectoria poderosa pues trabajó como periodista y asesora política desde los 20 a los 26 años en Bruselas y Madrid. He aquí Begoña, ¡casi ná!
 
Los que nos conocéis, sabéis que las ponencias siempre son presenciales y online. A Begoña le tocó hacerla online por el confinamiento, pero si os digo la verdad, tiene tanto foco y claridad a la hora de comunicar, que TRASPASÓ la pantalla.
 
Nos aportó muchos conocimientos para acercarnos más a la era digital y ver todas las POSIBILIDADES que nos brinda saber comunicar a través de esta herramienta, pero sobre todo saber dirigir el cómo comunicar con resultados. Además, comprendimos que los tiempos han cambiado y esto exige inmediatez a la hora de activar nuestra comunicación digital. Es un hecho palpable que nos lleva a otra manera de funcionar con los recursos que tengamos y aprendamos. Esto se ha convertido en el presente y el futuro cercano. Ahora mismo debemos poner el foco en aquellas cosas que más nos importen para proliferar aquello que tanto queremos y la digitalización y comunicación es IMPRESCINDIBLE.
 
 
Hay algo que nos caló, un ejemplo suyo que nos hizo reflexionar …en su presentación hubo dos fotos que determinaron dos ítem muy importantes de su vida, una imagen fue la de Begoña en el Congreso de los Diputados trabajando y otra en los estudios de Harry Potter.  Lo que nos vino a contar con estos dos ejemplos, es que ambos describen valores que nutren su comunicación, está claro que los dotes que la llevaron a la política a una edad tan temprana están ligados a la disciplina y responsabilidad, pero también están presentes aquellos que la hacen ser pasional, alegre y creativa y que fueron ingredientes esenciales para sus mayores logros.
 
Según Begoña de lo que se trata, es que las personas conozcan la verdad de lo que somos para poder conectar y así crear vínculos reales y confiables para establecer un win-win honesto y recíproco.
 
 
Hubo una frase que me encantó con las que estoy totalmente de acuerdo:
 
«No puedes comunicar bien si primero no te hablas bien a ti misma»
Frase para pensar….
 
También nos contó un poco de su experiencia laboral… enseñar con el ejemplo nos aporta realismo y esperanza. ¡Recuerdo la metáfora de la montaña! como llegó a escalar una gran montaña que fue la de llegar a ser periodista y asesora política, fue una cima costosa que con mucho esfuerzo y dedicación consiguió subir a lo más alto. Sin embargo, cuando llegó a la cima, después de algún tiempo comenzó a visualizar, y llegó a la conclusión de que aquello no era lo esperado, se dio cuenta de que esa no era su cima y de la misma manera que subió, comenzó su descenso.
 
Como era de esperar, una mujer con sus agallas no se iba a quedar cazando mariposas, eso estaba claro. Comenzó a plantearse qué hacer con su vida, ya que en su trabajo actual tenía muchos atractivos a su favor: el sueldo, la experiencia, el cargo que manejaba con delicada responsabilidad y el reconocimiento que tenía por su talento, eran algunos condicionantes para dudar si dar el cambio o quedarse como estaba.
 
Aún así, abdicó y comenzó con una nueva vida, con una nueva montaña que comenzó a escalar, se preparó para los vértigos y le plantó cara a los miedos. Dar un giro tan completo a tu vida es de valientes, y gracias a su valentía aquí la tenemos: acompañando a emprendedores y a empresas a visibilizar su marca personal con estrategia en su COMUNICACIÓN. ¡Brava!

Nos recomendó el libro que hizo
“clic” e influyó en la decisión sobre su gran cambio:
“El universo de lo Sencillo” de Pablo Arribas.
Gracias por tus enseñanzas Begoña, gracias por inspirarnos y por derrochar tanta profesionalidad, estilo y belleza a la vez. Y gracias por aportar tanto a esta comunidad. 
¡Te adoramos!