Un jueves al mes abrimos las puertas de la escuela para aprender en comunidad. Es bonito sentir como entre todos en cada ocasión, creamos una energía cercana y abierta para acercarnos más a nuestra parte profunda y sensible. Fuimos muchos, más de lo esperado. El pasado 23 de enero volvimos a hacer “aquelarre”  ¡fue una maravilla! una de las tantas que se producen al año.


Esta vez vino a dar la formación Hada Cock. Recuerdo cuando la conocí en persona, rápidamente me conquistó su mirada amigable y alegre, yo la describiría como la mujer que te abraza con su eterna sonrisa, es adorable.
 
 

Fue una invitada que revolucionó al personal creando una gran inquietud con su fórmula: «El Eneagrama en la alimentación» 
 
 
No se si conocéis o habéis oído hablar del Eneagrama, os cuento un poco lo que aprendimos con Hada…
La procedencia histórica del Eneagrama viene de los maestros sufíes, que con el paso del tiempo desarrollaron nueve «Eneatipos», nueve personalidades que determinan parte de las actitudes de cada persona y como se pueden unir hacia los rasgos de otra personalidad teniendo puntos de unión entre sí. 
 
 
 
Hada desarrolló los rasgos y formas de comportamiento de cada uno de los eneatipos para que además de poder sentirnos identificados con alguno de ellos, pudiéramos tener mayor auto conocimiento para que supiéramos como podía llegar a ser nuestra relación con la comida además de otros conceptos muy interesantes. ¡Nos chiflo! 
 
 
 
Hada tiene un carisma lleno de amabilidad y simpatía, todo lo explicaba con tanto entusiasmo que no podíamos dejar de prestarla atención. Además de usar el Eneagrama en sus sesiones, también es psicóloga y coach, fusiona estas técnicas para acompañar a personas en procesos en los que la alimentación es un desafío y están buscando comprender más allá de lo estipulado.
 
 
 
 
En definitiva, pasamos dos horas muy enriquecedoras, fue alimento para el alma y el corazón. Cada vez somos más conscientes de que necesitamos respuestas para que nuestros desafíos no sean problemas, sino aprendizajes necesarios para completarnos. Da gusto juntarse con gente que se entrega a su causa con valentía y fuerza. 
 

Gracias Yolanda Cáceres por captar momentos tan especiales y aquí os dejo el link para que podáis ver todas las fotos.
 
 
 
 
Gracias Hada por tu entrega y dedicación. Creaste una jornada muy especial, ¡hasta la próxima maestra!