Me ha tocado el honor de inaugurar el blog y que mejor manera que contando la historia de mi proyecto, KITTYS CUQUIS, de cómo a través de un Cáncer de mama encontré mi propósito de vida y el gran apoyo y acompañamiento que este Club de Mujeres Independientes ha sido en el desarrollo de todo.

Soy Tamy, repostera alcalina, creadora de Kittys Cuquis y, hoy puedo decir que guerrera que ha superado un cáncer de mama. No os voy a decir que el camino ha sido fácil. Un diagnostico de cáncer te rompe por dentro. Rompe tus sueños, tus ilusiones, tus metas y te enfrenta de golpe con la temida palabra para todos: MUERTE… y enfrentarla y vivir con ella a diario, no es nada fácil, ¡¡creedme!!

Pero, el enfrentarte con tus miedos y mayores temores y ser conscientes de que, somos finitos, es un empuje tremendo para sacar todo lo que llevas dentro, para ponerte de frente a ti y descubrir, ¡¡por fin!! QUIEN ERES en realidad, que es eso tan poderoso, tan bonito y tan oculto  que hay dentro de ti y PARA QUE has venido a este bonito mundo. 

Toda ruptura, bloqueo, desgarro trae consigo un descubrimiento, un nuevo comienzo. Al igual que a todo orden le precede el caos y que tras la tormenta siempre, siempre, siempre sale el sol… y yo, a día de hoy, le doy las GRACIAS al cáncer por todo lo que me ha enseñado y por la transformación tan grande que me ha traído. Si, habéis leído bien…. LE DOY LAS GRACIAS

Y, ¿cómo le puedes dar las gracias a una enfermedad como esta? Al principio es complicado. Te diagnostican y se abren dos posibles caminos:

  1. a) Quedarte  quieta, lamentarte y esperar a ver como el tratamiento va minando tu cuerpo y tu autoestima (hablamos de una enfermedad muy física y dura) o,
  2. b) Tomar las riendas, coger arco y flecha de guerrera y tirar para delante, dispuesta a absorber todo el aprendizaje que esta experiencia de vida te quiera traer.

Yo (como imaginaréis ya) elegí la segunda y, uno de mis aprendizajes es que todo pasa PARA ALGO y ante una enfermedad como esta, no hay que preguntarse ¿por qué? sino ¿para qué? Un cáncer viene a mostrarte tus PARA QUÉ (si estás dispuesta a aprender).

Y mi PARA QUÉ llegó de la mano de la ALIMENTACIÓN Y DEL EMPRENDIMIENTO.  

Algo que yo tenía muy claro es que no podía permitirme perder dos años de mi vida en una cama, encerrada en casa, viendo la vida pasar. Yo necesitaba hacer cosas, sentirme útil y saber que la vida seguía…. Pero para eso necesitaba energía, vitalidad, fuerza… y en mi búsqueda de encontrar una fuente de energía para contrarrestar los efectos secundarios de la enfermedad di con la Alimentación Alcalina y descubrí el gran poder que tienen los alimentos de darnos o quitarnos salud.  Descubrí que una Alimentación Alcalina, basada en plantas, libre de productos refinados y procesados, de azúcares, de lácteos, etc hacía que mi cuerpo se mantuviera enérgico, fuerte, vital, que pudiera seguir bailando, reposteando, ¡¡viviendo!! A pesar de estar recibiendo un tratamiento de quimioterapia que destruía mi sistema inmune y me tenía rota por dentro… 

Mi transformación había empezado pero, ahora tocaba la de Kittys Cuquis. 

No tenía ningún sentido que yo comiera sano, no tomará azúcar refinado y siguiera haciendo repostería tradicional con todos esos ingredientes que ya no estaban en mi despensa… así que pensé … ¿y si esto mismo, lo aplico a Kittys Cuquis y su repostería? 

Y encontré mi otra fuente de energía: el EMPRENDIMIENTO.

Me volví loca investigando como sustituir ingredientes refinados por su versión natural, conociendo alimentos que ni sabía que existían, probando y probando para ver como se comportaban entre ellos al hacer un pastel, al hornear, al congelar. Me formé con las pocas pero muy buenas expertas en Repostería saludable y empecé a adaptar mis recetas de antes a lo alcalino y, posteriormente, a crear mis propias invenciones. Así nació mi roscón de  reyes alcalino, mi brownie sin harina, mis energy balls… Y así nació el nuevo KITTYS CUQUIS y su claim “disfruta cuidándote”, ofreciendo una alternativa saludable a aquellas personas que no quieren renunciar al dulce pero optan por cuidarse y mantenerse en la salud. 

Y en este camino también nació EL CLUB DE LA MUJER INDEPENDIENTE. Mi emprendimiento saludable creció de la mano de Duduyemi y Alba, siempre apoyándome, dándome ideas y acompañándome en el camino y, un día, a Duduyemi se le ocurrió la genial idea de fundar un Club donde hacer eso que hacíamos entre nosotras, #mujeresempoderandoamujeres, pero extenderlo a muchas más que quisieran unirse y… ¡¡aquí estamos!! Creciendo personal y profesionalmente juntas, apoyándonos, aprendiendo unas de otras, disfrutando de manera consciente y saludable y siendo motor de cambio y transformación.

Y termino este post con una reflexión que hice hace tiempo y que creo que se puede aplicar a cualquier circunstancia en la vida: 

“TU ACTITUD ES LO QUE DETERMINA EL RESULTADO FINAL” 

Da igual si una situación es adversa o positiva. Lo importante es el enfoque con que la enfrentes y la actitud que tengas ante ella… 

 

 ¿Lección o bendición? O quizá ambas cosas…