“No se trata de los pasos que demos sino de las huellas que dejemos”

De eso se trata, de dejar huellas bonitas en otros, de inspirar, de impulsar, de marcar la diferencia  de alguna manera y de repartir luz por donde quiera que caminemos.

Sin duda alguna ese es el gran propósito de las redes, dejar caminos de luz que iluminen a otros a encontrar sus propósitos y conectar sinergias.

Si estás aquí, es porque, o ya formas parte de esta gran tribu con alma y corazón, en la que todos nos dejamos ver tal y como somos, o porque te apetece descubrir como marcar la diferencia como grupo a través de la esencia.

Me siento entusiasmada y feliz por estar hoy aquí compartiendo con todos vosotros un pedacito de mi historia.

Para todos aquellos que no me conocéis, soy Samantha Catalá, soy una apasionada del crecimiento personal, la formación, el emprendimiento, y vibro tejiendo conexiones desde la autenticidad.

Esas conexiones desde la esencia son las que me han ido construyendo como la persona que hoy soy en búsqueda constante de mejora, autoconocimiento y aporte de valor.

Inicialmente oriento mi trayectoria profesional al sector jurídico, formándome en Derecho y trabajando durante más de 8 años en el Departamento Jurídico de una Multinacional pero mi pasión por las relaciones humanas y mi inquietud por seguir aprendiendo, me lleva a formarme en diferentes áreas como Recursos Humanos, Organización de Eventos,  Comunicación y Marketing.

Siempre he pensado, que tener habilidades en diferentes campos nos convierte en personas polivalentes, capaces de desenvolvernos con soltura en diversas situaciones.

Durante años sigo persiguiendo mi sueño de conectar personas y tejer redes auténticas basadas en el desarrollo personal.

Decido salir de mi zona de confort y constituyo mi propia Empresa de Personal especializado en eventos (Depalabra) dejando atrás mis años de experiencia jurídica y adquiriendo nuevos aprendizajes. La importancia de acompañarnos de grandes equipos con fines comunes.

Tras siete años, acompañando a empresas, equipos, y creciendo desde la igualdad, la crisis del 2008 me lleva a tener que cambiar el rumbo, reinventarme y adaptarme a todo lo que llega.

Mi carácter pro-activo, empático, adaptado al cambio, y mi actitud positiva de esfuerzo, aprendizaje y compromiso, me han acompañado para poder tener flexibilidad y resilencia ante situaciones adversas, como el cierre de un negocio propio, y la imposibilidad de dar trabajo a otras personas.

Durante los años posteriores hasta la actualidad mi apertura y adaptabilidad, me lleva a  colaborar con diferentes empresas y sectores, principalmente en departamentos de ventas, comunicación y eventos.

Todos los caminos nos conducen a un destino, el mío me trajo hasta ellas, Duduyemi, Alba, Marisa y Tamy, mujeres valientes y épicas que marcan caminos de luz y forman equipo en Espiritual Woman.

Ellas me dieron la oportunidad y el impulso, me llevaron a Madrid, a Londres y a seguír tejiendo, y la piezas volvieron a encajar, y seguí creando relaciones desde la esencia basadas en el crecimiento y la admiración, vibrar y hacer vibrar compartiendo desde el corazón, potenciar, transformar y conectar personas con oportunidades.

Crear redes no es vender, es un arte que debemos evangelizar, es recomendar, cuidar, escuchar, investigar, conocer ¿a quién? ¿cómo? ¿y donde?, es tener buena memoria, es escuchar, es generar relaciones a largo plazo, es enamorar, recomendar, avalar y vincular, es coherencia, es sonrisa y respeto.

Todos tenemos un elemento en el que vibrar y sin duda este es el mío, me entusiasma la idea de todas las conexiones que se han ido generando a lo largo de mi camino en esta comunidad.

Hemos tenido personas maravillosas que de una manera desinteresada han tendido su mano y enriquecido y nutrido cada experiencia en esta comunidad y lo siguen haciendo: Joanna Ferrero “Experienciar”, Silvia “Cenas Adivina”, Vanessa Carrera “Innovación y creatividad”, Hada García Cook “ Alimentación y Eneagrama”, Begoña Baeza “Comunica y Lidera”, Wave 8 con Regina Estevez y Regino Quirós, Enrique Jurado con “Darte´Coaching”, Rebeca Rueda «Instituto Hune«, Graciela Large, Javier Torrijos, Marta Brule «Piedras en los bolsillos«, Roxanna Marroquín, Inma Orduna «Mi Vida en Rojo«, Luis García Vegan, “Yolanda Cáceres Photo”, “Isabel Muñoz Photo”, “Rebeca Canalda Photo”, «Espacio Margarete«, “ Masseda Catering”, “Plato a Plato Catering”, “Bodegas Sani”, “Aqua de Aquí”, «Pensacola Red flores«, “Apramp”, “El León Digital”, “Grupo Oberon”,…

Gracias a todos ellos por su confianza y generosidad, y por seguir tejiendo para poder entre todos hacer vínculos mágicos y poderosos.

Con esto quería transmitiros, la importancia de levantarnos cada día con un propósito, y hacer todo aquello que cada día nos acerque a él.

Hoy, quería compartir mi historia por si pudiera inspiraros y acompañaros, para mí emprender es una actitud, una voluntad, no solo emprender en el terreno profesional sino en el personal, levantarnos cada día es emprender, enfocarnos en todo aquello que podemos hacer, arriesgar, actuar, tomar acción y sobre todo querer hacer, descubrir, impulsar y transformar.

 

Todas las piedras con las que vamos tropezando a lo largo de nuestro camino, son aquellas que nos enseñan a caminar, a pisar con fuerza y a mantener el equilibrio, así que os animo siempre a seguir, a curtiros en la adversidad y a recuperar la postura después del tropiezo. Seamos como el agua, adaptándonos a cada recipiente con flexibilidad y apertura.

 

Para terminar quería compartiros, tres libros maravillosos de esos para empezar a tejer redes , espero os aporten y os animen a coger aguja e hilo…

  • El libro del networking, de nuestro querido Cipri Quintas, un gran conector de almas, un networking con corazón y con fines solidarios (Asociación Mensajeros de la Paz, del Padre Ángel, Fundación Irene Fundación Sandra Ibarra).
  • Como ganar amigos e influir en las personas (Dale Carnegie).
  • Nunca Comas solo (Keith Ferrazzi).